Si estás pensando en la sucesión del negocio, te ayudamos a tomar decisiones

18-09-2017

“Ya estamos en otoño, aunque todavía es verano”. Esta frase se escuchaba ayer en todos los informativos. Y de verdad que acertaron. Ya parece que es tiempo de abrigo, botas, reconfortante café y quizás, también momento de mirar hacia adelante viendo que una vez más, el año se nos escapa de las manos.

En Itzea, estos últimos meses del año aprovechamos para reunirnos con los clientes, ver cómo les está yendo el año, las expectativas que tienen y por supuesto, charlar de todo un poco con ell@s.

Yo, personalmente, considero que es lo más gratificante de nuestro trabajo. Veremos con que nos sorprenden este año porque, aunque, como se suele decir, “la cosa va por barrios”, parece que la mejora económica es generalizada, aunque ya digo que hay sectores y empresas en particular que lamentable y tristemente, tienen sus días contados.

Por mi parte, los años detrás de la mesa de mi despacho han ido pasando y así, hemos ido pasando por todo. Con muchos de nuestros clientes nos hemos hecho “mayores” y desde luego no metafóricamente hablando. Tanto que ya muchos empiezan a pensar que hay vida más allá de su trabajo y de su empresa.

De repente, miramos alrededor y vemos que, ni siquiera sabemos cómo, estamos sobreviviendo a estos casi diez años de dura crisis. Cuando en el 2007/2008 empezó, no nos lo podíamos creer cuando nos decían que podía durar diez años. Poco a poco fueron pasando los años y cada vez era peor hasta que la mayoría tocamos fondo en el 2012 para tímidamente, los que conseguimos resistir, poquito a poco fuimos sacando la cabeza, eso sí, agradecidos pero exhaustos.

La sucesión del negocio

Y aquí estamos, con diez años más que han parecido treinta y mirando hacia atrás viendo todo lo que nos hemos perdido por estar al “pie del cañón”. Por eso ahora, en Itzea, estamos empezando a trabajar en otro campo si cabe mucho más apasionante que otros: la sucesión del negocio.

Los que en su día emprendieron, quieren que lo conseguido a lo largo de tantos años de esfuerzo, continúe, pero ya no más a costa de su salud y sus desvelos. Los motivos pueden ser tantos como clientes tenemos. Los más habituales son: “ya estamos en edad de jubilarnos”, “mi idea es probar otras cosas” o incluso “queremos un cambio radical”, porque, no nos engañemos, ser dueño de una pyme no es solo un trabajo, es un estilo de vida.

Somos empresarios las 24 horas del día. No hay medias tintas, o lo tomas o lo dejas. Por esto, much@s ya vienen a nuestro despacho para contarnos que están cansad@s, que la crisis les ha pasado factura. Comparten con nosotras sus inquietudes y como les gustaría hacerlo.

Nosotras les ayudamos a dar forma a sus deseos. Valoramos la empresa. Vemos las implicaciones fiscales, tanto para la propia empresa, como para el socio saliente. Si no es una sucesión natural, les hacemos pensar donde pueden encontrar a un comprador que pueda estar a la altura para así continuar su proyecto empresarial.

Si lo necesitan, les ayudamos con las negociaciones y por supuesto, redactamos los contratos necesarios cuando las partes ya han llegado a un acuerdo. En muchos de los casos, después de tantos años juntos, acompañamos a nuestr@ cliente en el final de etapa probablemente más feliz de su vida. Si ha elegido bien, su empresa, “su criatura” estará en las mejores manos y por fin, podrá desconectar y descansar.

Si es tu caso, no dudes en ponerte en contacto con Itzea, estaremos encantadas de ayudarte a conseguir tu sueño. 

Comparte este post

Añadir nuevo comentario

POLÍTICA DE PROTECCIÓN DE DATOS
Con el envío del comentario, el usuario admite haber leído y aceptado nuestra política de protección de datos que se incluye en el aviso legal existente en esta página, al que se accede a través de pestaña bajo ese título, Aviso Legal, situada en la parte inferior de la página, visible durante toda la navegación, donde se informa de los titulares de esta web, de las finalidades para las que se utilizarán los datos personales comunicados, así como la dirección para el ejercicio de los derechos reconocidos en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. Los campos marcados con asterisco, son de obligado cumplimiento para aceptar la publicación del comentario. Si tales campos no fuesen cumplimentados, el comentario enviado será eliminado sin proceder a su publicación.